Siglo XXI: La oportunidad de los negocios rentables y de crecer con poca inversión

Son muchas las cosas que se pueden hacer sin dinero (aunque parece difícil de creer). Hoy en día es casi impensable salir a la calle sin un par de billetes de 10€ en el bolsillo, para todo nos hace falta tener dinero, desde para movernos por la ciudad, como para tomar un refrigerio o para adquirir cualquier cosa.

Asombrosamente podemos hacer algo sin dinero, sin una fuerte inversión inicial y es trabajar. Sí, trabajar, emprender algunos de los negocios rentables sin necesitar desembolsar una gran cantidad de dinero que tal y como están las cosas todavía, seguramente no tienes.

Son muchos los negocios que pueden llegar a ser rentables, solo necesitan que les eches ganas y tiempo y podrás ver resultados positivos.

Hoy en día todo pasa por Internet, todo absolutamente todo pasa el filtro de la red; es por esto que si eres una persona carismática puedes perfectamente crear un canal de YouTube, un blog o hacerte influencer. Esto te llevará un tiempo, ya que necesitaras seguidores y que la gente te conozca. Sin embargo, son muchos los que ya viven de esto, ¿Por qué no puedes ser tú uno de ellos?

Si tienes estudios y quieres ir un poco más allá, puedes desarrollar alguna aplicación móvil, o vender algún curso online, puedes ser redactor de artículos, puedes revisar o traducir textos. Teniendo idiomas se abrirán las puertas para ti, puedes ser interprete o enseñar idiomas como profesor… Cuanto más sepas, más opciones laborales tendrás.

Dependiendo de los conocimientos que tengas, podrás ejercer de una cosa o de otra: puedes trabajar a domicilio, manicura, pedicura, depilaciones…
Puedes cuidar perros, puedes cuidar niños, puedes hacerte un buen asesor financiero personal o de una finca pequeña… Puedes trabajar en estos sectores, sin necesidad de una inversión inicial y ya cuando vayas creciendo, cuando los clientes empiecen a conocerte o cuando te falte tiempo de tanto trabajo, es cuando empezarás a ver que tu idea se ha convertido en un negocio rentable al que no le has tenido que echar mucho dinero para iniciarlo.

Serás un emprendedor sin presupuesto, pero con éxito.

Tras esto, según vas creciendo laboralmente vas necesitando espacio; es entonces que te propones alquilar un despacho o una sala de reuniones, dependiendo de lo que necesites en ese momento.

Puedes que necesites alquilar un aula para poder dar clases, o que solo te hace falta un buen sitio con conexión WiFi para poder trabajar con tranquilidad, todo esto lo puedes conseguir en nuestro centro de negocios.

Trabajar es una cuestión de actitud, y trabajar en lo que te gusta y ser feliz lo puedes conseguir con un poco de empeño y con un buen esfuerzo inicial. Ser emprendedores es complicado al principio pero cuando se han roto las barreras todo va rodado y puedes pasar a ser jefe en lugar de  empleado.

Por eso, si empiezas siendo tu propio jefe es probable que con un poco de esfuerzo puedas crear una empresa prospera y con futuro, puedes ser capaz de crear un negocio rentable y con una inversión mínima al principio.

Está claro que a medida que tu idea vaya creciendo y de que tu negocio vaya prosperando, necesitarás echarle dinero para poder hacer mejoras o contratar a alguien que te ayude. Es muy probable que tengas que ser autónomo y después puede ser que formes una sociedad o crees una nueva línea de empresa; eso dependerá de tu aptitud, de tu idea y de la ganas que le eches. Lo que está claro es que para ser algo en la vida no hace falta dinero, lo que hace falta es querer.

Deja un comentario